EL CONEJO Y LA NOVILLONA

Categoría: Tío Conejo y otros animales

Fecha: martes 01 de enero del 1963

Hace días el Conejo le había hecho una muy pesada al Tigre... y éstehabía jurado que se las pagaba.

pues sí, señor: que un día estaba bien distraído el tío conejo, cuando ¡guape! ¡el tigre! no le dio tiempo de nada. apenas lo pañó de los gañotes y lo dejó seco. ai sí se vio perdido el tío conejo.
–vea... tío tigre –le dijo, haciéndose como el muy tranquilo–. usté me come y nada se saca. yo soy apenas un bocao pa usté. ¡me le quedo en una muela! pero si usté me perdona la vida, yo me comprometo a entregale una novillona gorda, bien sabrosa...
el tigre lo fue aflojando, lo fue aflojando...
–vea, tío tigre: yo sé onde hay una novillona que ni pa qué; y se la puedo poner a usté facilita, pa que se la coma sin problemas... ¿quiere?
–¿y... la novillona, onde está?
–véala allá arriba, tío tigre. echaí...ta ai tranquila. esa grande, gorda qu’está allá arriba, en la loma.
–¿y usté, cómo me la puede entregar?
–muy fácil. usté se queda allí, al pie de la loma y yo subo como a conversale, y la arrempujo. la echó a pelotiar. ¡y aquí le cae! no es sinó que esté listo a’parala.
–corra pues, a ver.
subió el conejo a la carrerita hasta onde estaba la novillona, que era una piedra blanca, grande, y la echó a pelotiar. y apenas bajaba, el conejo le gritó al tigre:
–¡listo! ¡cierre los ojos y abra la boca que ai va!
¡cuando se viene ese cespedón de piedra y le cae al tigre! ¡avemaría! sin dientes lo dejó y medio muerto. y apenas decía:
–¡ahora sí no te la perdono! ¡...vos me las pagás!

Fuente: Cuentos del tío conejo - Folclor[3]

Autor: AGUSTÍN JARAMILLO LONDOÑO

Biografia: Ampliar clic

Editado Por: Ing. Cristian G. Toro S.

Cantidad de Impresiones: 1,506

COMPARTIR EN TUS REDES SOCIALES.

Comentarios