PERSONAJE ILUSTRES DE SAMANÁ CALDAS.

PADRE DANIEL MARÍA LÓPEZ

miércoles 31 de julio del 2019

Por: Octavio Hernández Jiménez

El Padre Daniel María López nació en La Ceja (Antioquia), en 1865. En 1885, luchó en las guerras civiles, en el ejército de Núñez, e ingresó al Seminario a los 23 años. Fue capellán de las tropas de Pompilio Gutiérrez. Como cura de Pensilvania fundó asociaciones católicas y participó en política, como la mayor parte de curas de la época. Promovió el cultivo del café en ese municipio. Sentó las bases del municipio de Marquetalia. Fundó caseríos como San Diego y Norcasia y revivió a Samaná que había perdido la categoría de municipio. Citaba a los vecinos de San Diego con el toque de corneta para el convite con el fin de abrir el camino que unió a San Diego, Florencia y Pensilvania con Manzanares. Murió el 31 de julio de 1951, en San Diego (Alfredo Cardona Tobón, 16 de octubre de 2005, p.7).

Y, aquí empieza el capítulo legendario de este sacerdote. Cuando trabajaba en Pensilvania fue a confesar a un moribundo, a una finca. En el camino se encontró tres bandoleros que le dijeron que iban a matarlo. Él les respondió: - Espérenme, aquí, que ya vengo. Siguió a la finca, confesó al enfermo y regresó al pueblo. Algunos campesinos fueron a la casa cural a preguntarle lo que pensaba hacer con esos tipos que llevaban tres días clavados a la tierra, por allá, en un camino, y que no se podían mover de ese sitio. El curita recordó, entonces, que esos individuos eran los que lo iban a matar y estaban, allí, castigados, al sol y al agua. Él decidió, por pura caridad, que podían seguir el camino. Los tres individuos fueron donde él a pedirle perdón.

Cuentan que salió de Pensilvania porque lo acusaron ante el obispo de que, con él, se iba a descapitalizar la iglesia, pues, según los mismos parroquianos, todos los sacramentos los administraba gratis.

Ya en Samaná, llegaron de una vereda lejana, a las diez de la noche, para que fuera a imponerle la unción de los enfermos a un moribundo. El cura le dijo al que trajo el recado que marchara adelante porque él iría inmediatamente le trajeran del potrero de la parroquia el caballo para viajar. Cuando el campesino llegó a la casa de la vereda con la noticia de que el Padre López vendría después, pues apenas iba a mandar a traer la bestia, los de la casa le respondieron que el curita ya había venido, atendido espiritualmente al enfermo, había regresado y el paciente había mejorado.

Murió en San Diego, está sepultado en el templo y allá tienen un museo con sus pertenencias, muy escasas por cierto ya que, al fin y al cabo, el dueño profesaba una pobreza franciscana.

Padre Daniel María López

Foto 1: padre daniel maría lópez

ataca el enemigo malo

a los sesenta y ocho años de edad el venerable sacerdote, que era un pésimo administrador de bienes terrenales, fue enviado a san diego, un caserío incipiente, pobre, cundido de malaria y de pian. el traslado se realizó por conveniencia económica de la curia y por las presiones de los amigos de las borracheras, de los prostíbulos y de las galleras que el padre daniel había combatido sin descanso.

poco necesitaba el bondadoso anciano para vivir: sus comidas eran sencillas y frugales, dormía en un zarzo o en una estera y no gastaba dinero en trajes, pues su raída sotana tenía que ser renovada casi a la fuerza, ya que cualquier dinerillo que recogía iba a parar a manos de los más necesitados. para sostenerse en san diego el padre daniel volvió al oficio de barequero y con el oro que recogió en las quebradas construyó un sencillo templo y construyó puentes colgantes para llevar a sus feligreses a la casa de dios.

el padre daniel y los caminos

con un toque de corneta reunía a sus “hermanitos” campesinos y en convites el sacerdote abrió los caminos entre florencia y san diego, entre florencia y samaná y otro que comunicó a pensilvania con manzanares.

el padre recorría las trochas a pie llevando consuelo al enfermo o al desgraciado y no era extraño que en esos recorridos desenfundara el machete para rozar las malezas que invadían el camino.

quizás por arrepentimiento, los jerarcas católicos de manizales visitaron al padre daniel y le rogaron que se radicara en la capital del departamento, pero el anciano curita les respondía que era como sacar el pez del agua y que en esas lejanías era feliz sirviendo a los campesinos. los conflictos políticos acompañaron al padre daniel maría hasta sus últimos días. el 9 de abril de 1948 estaba de visita en norcasia. el caserío se rebeló contra el gobierno y nombró una junta revolucionaria. como en armero los bochinchosos habían asesinado al párroco, los vecinos de san diego temieron lo peor y para proteger a su sacerdote se armaron y entraron por la fuerza a norcasia. poco después llegó el ejército y los irregulares de san diego ocultaron en la casa cural la pólvora que más tarde encontraron los militares en una requisa general y que fue la causa para tildar al padre daniel de revoltoso.

el 31 de julio de 1951 el levita daniel maría lópez murió en san diego y caldas perdió un verdadero apóstol que ayudó a las viudas y a los huérfanos y llegó al alma del pueblo. las mejores épocas de pensilvania y de florencia coincidieron con la época dorada del padre daniel. hasta hoy nadie ha podido llenar en el oriente caldense ese vacío dejado por ese santo, godo y noble sacerdote.

en samaná, hay un centro docente con su nombre. el himno que repiten los alumnos tiene el corte de unas coplas que, a pesar de lo rudimentarias, demuestran el fervor popular que, en el oriente de caldas, sigue irradiando este legendario sacerdote:

“el padre daniel maría/ venimos hoy a cantar;/ el día de su cumpleaños/ queremos ya festejar.// era un hombre muy sencillo/ que buen ejemplo nos dio/ soportando la pobreza/ que con orgullo llevó.// dicen que hacía milagros/ por doquiera que pasaba/ se esfumaba en un momento/ y después se presentaba”.

los mitos y las leyendas, como todos los productos verbales, se adaptan a la evolución de los pueblos que los cultivan. la leyenda del padre daniel maría no quedó anclada en la época de la arriería paisa.

el oriente de caldas se había convertido, en las décadas finales del siglo xx, en territorio de confrontación bélica entre el ejército nacional y la policía con el frente 47 de las farc (fuerzas armadas revolucionarias de colombia), una de las facciones más activas de la guerrilla; como si fuera poco, cualquier día, alguno de los anteriores grupos guerreaba con las auc (autodefensas de colombia) o paramilitares y siempre era desastroso el saldo de víctimas.

en el año 2002, sucedían la destrucción de pueblos y caseríos, los asesinatos y masacres, los cultivos ilícitos; 8 alcaldes estaban amenazados, 5 alcaldes renunciaron (samaná, pensilvania, supía, marmato y riosucio), 24 concejales también renunciaron; dos alcaldes despachaban desde manizales (pensilvania y victoria); más de dos mil desplazados vivían en condiciones infrahumanas en los municipios aledaños o en las calles de las ciudades. y, en este escenario social desbaratado, el mito y la leyenda brotaron y provocaron el delirio popular.

“cuentan algunos habitantes de pensilvania (caldas) que el padre daniel maría lópez quien fue pastor católico del municipio a principios del siglo pasado, ha impedido que las farc se tomen el pueblo. una vez, dicen, lo escondió de la vista de los guerrilleros cuando estos lo tenían en la mira. en otra ocasión, el padre daniel maría se les apareció encabezando una larga romería de feligreses, habló con ellos y los hizo regresar a sus campamentos, con diarrea (el tiempo, 14 de julio de 2002, p.1-15).

estas imaginaciones sobre un personaje real pero ya ido, que hace las veces de protector social, han sido dictadas por los sentimientos extremos de terror, impotencia y piedad.

Prosesión de Semana Santa.

Foto 2: prosesión de semana santa.

la leyenda del padre daniel maría lópez y la del puto erizo de arboleda

según el drae, puto es un adjetivo denigratorio como cuando se escucha decir: me quedé en la puta calle o qué puta suerte la mía. de este erizo se habla en el oriente de caldas, sobre todo en pensilvania. arboleda es un corregimiento de este municipio.

se trata de un individuo astuto, ladrón y jugador para lo que utilizaba dados hechos por él con huesos del cementerio. cualquier día, le decía a uno de sus compinches: - mirá, hombre; como necesitamos dinero, yo me convierto en marrano y vos me vendés. así ocurrió varias veces. alguien pasaba por ahí, compraba el marrano, lo llevaba para la casa, lo metía en el chiquero, pero, al otro día, no había marrano por parte alguna. el sujeto había vuelto a ser un hombre, pero con plata.

las anécdotas de este individuo llenaron de pánico y prevención el oriente de caldas por lo que, el padre daniel maría lópez lo exorcizó cuando era párroco de pensilvania y lo expulsó del contorno, prohibiéndole pasar de ciertas fronteras. como si se tratara de una física alambrada, el puto erizo se arrimaba al límite señalado por el sacerdote y no podía pasar. murió lejos de ese pueblo.

a esta información, dada por bernardo elías alarcón c., otras personas, con vehemencia, le añadían más ramificaciones de corte fantástico, en cada pueblo del oriente caldense, con la advertencia, por parte de los narradores, de que se trata de purita realidad. de esta forma, logra perpetuarse una leyenda.

Última Foto

Foto 3: última foto

acerca de museo padre daniel maría lópez en san diego – samaná

parroquia de san diego que posee una casa-museo del padre daniel maría lópez, el cual esuna leyenda nacional, afamado por sus milagros y su servicio a la gente de la región.

en la casa cural del corregimiento de san diego encontramos una recopilación de elementos de éste personaje tan querido por la comunidad samaneña, algunos son: cama, tendidos, cuadros, varios enseres de su propiedad y sus restos.

este lugar es visitado por muchos turistas y cuenta con gran potencial turístico y religioso.

fuente:proyecto de planificación turística del oriente y magdalena caldense

teléfono: 854 47 48

correo vicariaepiscopaldepastoral@gmail.com

Casa Museo

Foto 4: casa museo

Padre Daniel María López

Foto 5: padre daniel maría lópez

Escrito Por: Cristian Giovanny Toro Sánchez.

Cantidad de Impresiones: 1,345

CARRUSEL DE FOTOS

COMPARTIR EN TUS REDES SOCIALES.

Comentarios