WWW.SAMANACALDAS.NET.CO
"SAMANÁ- CALDAS" TIERRA FIRME Y ABONADA". EL PORTAL DE UN PUEBLO PUJANTE.

Interactivos
Municipio
Corregimientos
Alcaldia
Enlaces
Instituciones
Vecinos

Cristian
Cordialmente, Cristian Giovanny Toro Sánchez.

NOTICIA COMPLETA ÚLTIMAS NOTICIAS MÁS LEIDAS BUSCAR NOTICIAS Feeds Suscripción Noticias Samaná

LA NATURALEZA ES UNA MADRE
Categoría: Cultura.
Fecha: jueves 31 de enero del 1991
Mientras el mundo caminaba hacia una brutal guerra, el fin de año, en los campos del oriente antioqueño ocurría algo reconfortante: 2.100 niños reflexionaban sobre la ecología y escribían cuentos sobre sus ríos y montañas. Su preocupación era otra, su mundo respiraba paz. Podían mirar y escuchar a través de las ventanas de sus casas campesinas, y el viento en los árboles y el canto de los pájaros les servían de inspiración.


Los pequeños participaron en el Segundo Concurso de Cuento Infantil Ecológico, organizado por la Corporación Autónoma Regional Rionegro-Nare (Cornare), para todos los escolares del oriente de Antioquia. Se recibieron 2.100 trabajos.

Había cinco categorías por cada nivel de primaria. Los ganadores, en orden de primero a quinto, fueron Juan Fernando Guzmán López, de 6 años; Darío de Jesús Giraldo Agudelo, de 12; Ruby Elena Ramírez Quintero, de 10; Hernando Perdomo Arcila, de 10, y José Aurelio Idárraga García, de 12 años. Otros 33 fueron seleccionados.

Su creatividad estuvo a prueba. La gracia y fluidez de su escritura son su mayor virtud literaria. Su sintaxis, muchas veces al revés, y su ortografía y puntuación aún deficientes no se pueden considerar defecto. Por el contrario, sus carencias dan otra visión, cierta poesía a sus cuentos.

Viaje dentro de una gotita de lluvia, de Gloria Estela Sánchez; Región verde destruida, de Nora Eugenia Cardona; El pajarito y el pececito, de Blanca Marleny García, reflejan las inquietudes de los pequeños por las cosas de su entorno.

La montaña feliz, de Hasblencidy San Martín; El niño y el pez, de Silvia Helena Valencia; Un diálogo en el bosque, de Ferney Nicolás Vásquez, y El niño convertido en colibrí, de Marta Cecilia Ochoa, son cuentos que prueban la inagotable imaginación infantil.

Que le parecería plantar una hortaliza que le aportara alimento a usted y a su familia hasta por veinte años?. Sabés de quien te hablo? No... del espárrago... , dice en su cuento Una historia insólita, Hernando Perdomo Arcila, de 10 años. En él, recrea la historia de un espárrago y una mata de apio, que se enamoran y viven juntos muchos años, hasta que un hombre arranca el apio y se acaba la historia de amor.

En el cuento La madre naturaleza también tuvo un hijo, Ruby Elena Ramírez Quintero, de 10 años, dice: Amiguitos, se han preguntado por que a la naturaleza le dicen madre?. Resulta que hace muchísimos años la naturaleza tubo un hijo cuando esté nació su madre todabía era joven, al muchachito fue creciendo con el canto alegre de los pajaritos, el chillido de los grillos y el cántico de las tórtolas . Luego narra cómo el niño, hijo de la naturaleza, se murió de sufrir viendo que la gente maltrataba a su madre.

José Aurelio Idárraga García, de 12 años, estudiante de quinto en la Escuela Rural Integrada Santa Rosa, de Nariño, escribió: Este cuento es la historia de un río que hay en mi vereda y tiene muchos hermanitos que le dan sus aguas y su mamá que es el gran río Magdalena.

El río Samaná vivía muy triste ya que nacio tan limpio pero al llegar donde hay malvados le volvieron negras sus aguas.

Mamá Magdalena un día le hizo una piñata a su hijo de cumpleaños pero que pena la que sufrió al verlo llegar, tan sucio a tan importante acto, su Mamá Magdalena se enojó tanto que lo sacó de la fiesta y lo llevó a un rincón dónde nadie lo viera.

Mientras tanto todos los demas ríos se comieron los dulces y las golosinas, y jugaron también con las bombas y sombreros de papel que había preparado Mamá Magdalena para la fiesta, este fue el primer cumpleaños del río Samaná todos los hermanitos del río Samaná se unieron a su Mamá para despreciarlo y humillarlo por sus aguas tan negras, y llegaron a tal punto que no quisieron reconocerlo como hermanito. Era para Samaná su vida un verdadero calvario, Samaná intentaba mantenerse limpio y rezaba por tener algún día sus aguas limpias para que todo mundo lo visitara y se bañaran en sus aguas sin tener verguenza y que los peces que viven allí crezcan y se reproduzcan y sirvan de alimento a muchos niños y grandes. Se cumplirá este sueño de Samaná? .

El niño cuenta cómo la gente de las riberas del río tomó conciencia y empezó a recuperarlo, cuidándose de arrojar basuras y desechos al agua, y así inició a cumplirse el gran sueño de Samaná y hoy muchos hombres lo disfrutan sin tirarle basuras a sus lindas aguas y ya su Mamá vive feliz muy feliz y no se averguenza de sus aguas y es entonces la maravillosa riqueza natural que Nariño necesita . Escritor de 6 años Juan Fernando Guzmán López, de 6 años, es el más pequeño de los ganadores. Estudia primer grado en la Escuela Rural de los Peñoles, de Guatapé, y escribió el cuento más corto: Así como los pajaritos alegran la naturaleza con su canto y hermosos plumajes mi mami alegra mi casita con, su amor, ternura, comprensión. Por eso invito a todos mis amigos a querer mucho los animales, los arboles, los rios en la misma forma que quieren a sus papás. Porque los arboles purifican el aire y nos dan alimento. Los animales son útiles y adornan la naturaleza y el agua sirve para vivir .

Autor: PEDRO NEL VALENCIA
Fuente: El Tiempo [539]
Editado Por: Cristian Giovanny Toro Sánchez.
Cantidad de Impresiones: 399

Compartelo en tus blogs:
Compartir
Debe ser un usuario registrado y haberse registrado en la parte superior con su email y clave.
Estó le permitira habilitar el menu para escribir comentarios.
No Hay Registros
www.samanacaldas.net.co giovannytoro@hotmail.com giovanytoro@gmail.com Móvil 3103487477