WWW.SAMANACALDAS.NET.CO
"SAMANÁ- CALDAS" TIERRA FIRME Y ABONADA". EL PORTAL DE UN PUEBLO PUJANTE.

Interactivos
Municipio
Corregimientos
Alcaldia
Enlaces
Instituciones
Vecinos

Cristian
Cordialmente, Cristian Giovanny Toro Sánchez.

HISTORIAS DE NUESTRO MÁGICO SAMANÁ ver más
CAJA DE CARTÓN
viernes 30 de mayo del 2008
Por: Cristian Giovanny Toro Sánchez.
Es estos días de tanta violencia y desconfianza con el envió de los paquetes.

Figúrese que llego un señor que necesitaba enviar una cajita a la ciudad y que allá la recogían. Le exigieron pagar el valor del flete por adelantado, donde se descuide le clavan el pasaje como expreso. Curioso el que no haya puesto objeción, por el costo.

En el camino llovió, desde Rancho Largo hasta la vereda la Culata; le cayó agua a la caja, deshizo la tinta de los datos de la persona que recogería el paquete.

Después, los cogió ese trancón del municipio de Honda (Tolima), con un calor infernal, se tostó esa caja y evaporo su humedad.

La persona no llego a recoger la mal trecha caja. Paquete con cubierta de cartón marca de aguardiente reconocido, desecha por culpa del ajetreo de la carretera destapada y la variación de ecosistemas tropicales, propios de nuestros diferentes pisos térmicos (y juepucha si me acuerdo de las clases recibidas en el colegio - INSA).

Diseño: Julian Jimenez Franco

Inicialmente esa caja deforme llamo la atención; esa cinemática al tratar de crear una imagen en la mente no encajaba: La relación de sus ejes, las desviaciones longitudinales y la rotación entre los brazos del ayudante para no dejarla caer, ejerciendo esas fuerzas vectoriales de línea de acción desorientadas, ayudada con inclinaciones inadecuadas en diferentes polos y para rematar esa textura transformada por el clima, era una maravilla geométricamente visual.



Foto: caja de Fabio Villegas en el terminal de Bogotá 20 marzo 2014.

El paquete se guardo en bodega. De pronto llamarían al otro día ó a primera hora pasarían por él. Pues, nadie paso.

Esa caja comenzó a expeler un olor putrefacto, de esos que recuerda las fosas comunes, donde los cuerpos se apilan unos con otros, se abrazan como suplicando al infinito que su alma encuentre paz y que alguien los exhumé y termine su agonía a sus dolientes.

¿Qué hacer, una caja de Samaná?.

Dicen por ahí: con esa fama de donde las fuerzas irregulares han decapitado a varios. Los mayores desplazamientos forzados del país, como será tan miedoso que ningún presidente en la historia los ha visitado, mataron al candidato a la Alcaldía (Jesús Montoya), un Personero (Darío Botero Isaza), en fin.

Cada persona huele diferente, cada encomienda huele diferente, cada cosa tiene su propio olor. Pero esa caja, estaba en la dimensión que NO pasa inadvertida al sentido más primitivo el olfato, ese que nos transporta más rápidamente a esas emociones encontradas.

El cambio a estado gaseoso de esas Sustancias reaccionantes, ocupaba el espacio de la bodega y si abrían la puerta salía despotricando, cual macho recién castrado, llamando a los insectos amantes de la descomposición.

Y todos con la modulación de ese aire despreciable espirado, donde cada uno según su timbre y la abertura o cerrazón del canal bucal, producían un sonido vocálico compuesto así: "Esto me huele mal...". Llamaron a seguridad, seguridad llamo a Samaná. Nadie dio razón.



Foto: Artes plásticas Julián Jimenez Franco –U Nacional Mayo 2012

Comenzaron a destaparla con todo el cuidado y se debió retiro a la Secretaria, ya que trasmitía su miedo a los demás a través del rostro, su sistema límbico fijo su atención en el paquete amenazante, los lóbulos frontales (encargados de cambiar la atención consciente de una cosa a otra) se le desactivaron parcialmente. Se quedo su atención consciente fijada, incapaz de prestar atención a las funciones que debía atender y magnifico el posible peligro ante la incomprensión de los presentes; se le noto importantes modificaciones faciales: agrandamiento de los ojos para mejorar la visión, dilatación de las pupilas para facilitar la admisión de luz, la frente se arrugo y los labios se estiraron horizontalmente.

La Defensa Civil la retiro en camilla y analizaron como ese miedo repercutió en cambios fisiológicos: tenía incrementado el metabolismo celular, aumentada la presión arterial, la glucosa en su sangre y la actividad cerebral, así como la coagulación sanguínea. El sistema inmunológico lo tenía detenido (al igual que toda función no esencial), la sangre fluía y los músculos mayores especialmente a las piernas, estaban en preparación para la huida y el corazón bombeaba sangre a gran velocidad para llevar hormonas a las células (especialmente adrenalina).

Mientras que adentro, el grupo antiexplosivos acompañado del CSI colombiano, con la mayor seguridad y verificando que no se encontrara alguna foto celda que activara algún detonante, descuartizaban la caja, Encontraron dos cabezas,… Sí dos cabezas.

La primera, donde ya se veía claramente sus dientes blancos, con su cubierta membranosa, rojiza, transparente y muy delgada, como riéndose de los que la observaban y unos gusanos llamado tirillas se desplazaban entre ellos; bueno eso dijo el entomologo forense.

La segunda, muy redonda; curioso no era deprimida; definitivamente no tenia características criollas y su bello inferior destilaba un aceite, algunas hormigas la carcomían.

Ambas cabezas por sus características fueron levantadas de suelos diferentes, como si el macabro desprendimiento de la vida fuera en dos sitos opuestos, dado por la clase de tierra que las rodeaba.

Si eran dos bulbos uno de ajo y el otro de cebolla y la podredumbre por un pedazo de carne muy adobada y rancia, el resto de compuestos de las sustancias reaccionantes era suero de cuajada con drupas de mora apichadas escurriendo su jugo, súmele una gata en hojas de viao y lo que usted quiera. Para rematar el olor a pólvora detectada solo por los perros, eran unas capsulas de escopeta de perdigones hechas llaveros.

Foto: Un Chulo con la carroña - julian Jimenez Mayo 2014. [4]
Cantidad de Impresiones: 1278

Compartelo en tus blogs:
Compartir

Debe ser un usuario registrado y haberse registrado en la parte superior con su email y clave.
Estó le permitira habilitar el menu para escribir comentarios.
No Hay Registros
www.samanacaldas.net.co giovannytoro@hotmail.com giovanytoro@gmail.com Móvil 3103487477